EN VIVO

Día Mundial del Prematuro: Cuidados que necesita un prematuro

 

 

A pesar de los avances en medicina, actualmente la frecuencia de nacimientos de niños prematuros ha aumentado considerablemente, sobre todo en países desarrollados. Esto, debido a las técnicas de reproducción asistida que producen gestaciones múltiples, las cuales se asocian con mayor riesgo de prematuridad, el aumento de la edad de las madres y embarazo adolescente, problemas de salud durante el embarazo, entre otros.

 

Es debido a estos desafíos, que la Organización Mundial de la Salud conmemora cada 17 de noviembre el Día del Niño Prematuro, con el fin de generar conciencia respecto a la tarea y responsabilidad que implican los partos prematuros a nivel mundial.

 

El Dr. Juan Carlos Arteaga, neonatólogo de Clínica Universidad de los Andes, explica que, pese al incremento de niños prematuros, existen hoy más y mejores herramientas que permiten su sobrevida desde, incluso, las 23 o 24 semanas de edad gestacional. Pero no todo acaba con su estadía en la unidad de neonatología, ya que se debe vigilar su crecimiento y desarrollo en una serie de controles médicos que tienen como objetivo evaluar, diagnosticar y tratar a tiempo cualquier patología, anomalía o alteración en el desarrollo posterior.

 

 

 

Un niño prematuro (o pretérmino) es aquel que nace antes de las 37 semanas de gestación y se pueden clasificar en:

 

  • Prematuro tardío: que nace entre las semanas 34 y 36 de gestación
  • Prematuro: que nace entre las 28 y 33 semanas de edad gestacional
  • Prematuro extremo: que nace antes de la semana 28 de gestación

 

En relación con su peso de nacimiento se pueden clasificar en:

 

  • 1500 a 2500 g: bajo peso de nacimiento (BPN)
  • 1000 a 1499 g: muy bajo peso de nacimiento (MBPN)
  • < 1000 g: extremo bajo peso de nacimiento (EBPN)

 

El tiempo que deban permanecer en una Unidad de Neonatología depende de la edad gestacional de nacimiento, de su peso al nacer y de las condiciones y patologías que cada prematuro presente, hasta alcanzar un grado de madurez que les permita ser dado de alta para vivir en su casa.

 

Después de este momento, los niños deben seguir los siguientes controles con diferentes especialidades:

 

  • Broncopulmonar: vigila el desarrollo y complicaciones del pulmón inmaduro
  • Neurología: vigila el neurodesarrollo posterior al alta, atento a complicaciones que requieran intervención por parte de kinesiólogos, terapeutas ocupacionales o fisiatras
  • Otorrinolaringología y fonoaudiología: en caso de que se produzcan alteraciones en la audición o en el desarrollo del lenguaje
  • Oftalmología: seguimiento de la retinopatía del prematuro y de posibles vicios de refracción, más frecuentes en estos pacientes
  • Otros: gastroenterólogos, hematólogos, cirujanos infantiles, traumatólogos infantiles, endocrinólogos, etc. 

 

“Es importante extremar las medidas de higiene cuando se llega al hogar, principalmente evitar exponerlo a infecciones virales o bacterianas (minimizar visitas, las que deben estar sanas; sacar a hermanitos mayores del jardín infantil), cumplir rigurosamente el esquema de vacunación, evitar exponerlo a cambios bruscos de temperatura, ser cuidadosos al movilizarlo, alimentarlo idealmente con leche materna o, si es necesario, con fórmula indicada por el neonatólogo, y que el bebé duerma en la misma habitación de los padres, al menos, hasta los 6 meses de vida”, finaliza el Dr. Arteaga.

Síguenos en Facebook

Más Noticias


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nnsfbail/aysen.tv/wp-includes/functions.php on line 5420

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/nnsfbail/aysen.tv/wp-includes/functions.php on line 5420